Si el próximo viaje lo vas a realizar con tu mascota, ¡ojo! todo cuidado es poco para ella. Y es que está comprobado que muchas mascotas sufren estrés durante el periodo vacacional. Son apartadas de su espacio habitual y por ello es aconsejable seguir estas recomendaciones y consejos para hacerles más agradables su viaje. ¡Toma nota!

Cuando nos disponemos a viajar colocamos en nuestra maleta algunas de las mejores prendas de ropa de nuestro armario, además de las más recomendables dependiendo del tipo de viaje o destino elegido. Tampoco falta nuestro neceser y nuestros productos de aseo. La ropa de abrigo o de baño necesaria y otros enseres que creemos imprescindibles como la almohada, el iPad, medicamentos o cualquier otro tipo de objeto que pensamos necesarios para tener un viaje donde nos falte de nada. Pues bien, con nuestras mascotas debemos hacer exactamente lo mismo.

Está genial viajar con nuestra mascota, es un componente más de nuestra familia pero también debemos hacer un hueco especial para sus cosas con el objetivo de hacerle más agradable el viaje. Nuestra mascota, tanto sea perro como gato, está acostumbrado a un espacio concreto, nuestra casa y en ella tiene seguro un espacio donde dormir, objetos con los que jugar, otro espacio donde comer, beber e ir al baño… si realizamos nuestra maleta pensando en nuestras necesidades y objetos básicos, es recomendable también pensar en las de nuestras mascotas.

Un consejo

Para hacerle más agradable el viaje a tu mascota es, cómo no, lleva contigo su pienso. Sobre todo si vas a destinos internacionales donde no vas a saber dónde encontrar cierta marca determinada y si la vas a encontrar. Imagínate que tu perro o gato sin saberlo no come durante todo el viaje o que aunque tú no lo sabías, otras marcas de comida no son de su gusto. No queremos que pasen hambre, por eso nada mejor que llevar su propia alimentación a cuestas, debidamente cerrada cómo no. También coloca en la maleta juguetes de ellos.

Es importante al llegar al hotel y a ese nuevo hábitat, que tu mascota vea y huela cosas que le resulten familiares. Llevar un par de juguetes con lo que encima jugara cuando esté aburrido, le harán disfrutar más si cabe de este viaje. También es importante que intentes, en la medida de lo posible, llevarle su cuenco para el agua y su cuenco para la comida. Y si viajas con tu gato, su arenero. Una parte tan personal e íntima de sus complementos. Además, los gatos son mucho más especiales que los perros en este aspecto. Y a la hora de dormir, si tu mascota duerme en una manta. ¡Llévatela contigo! Le gustará descansar sobre algo que reconoce. El objetivo es hacerlo que también disfrute y que se estrese menos por ello debemos de sacrificar cierto espacio en nuestra maleta para colocar también sus pertenencias.

Pin It on Pinterest

Share This