¿Tienes unos días libres en el trabajo y no sabes a dónde ir?

¿Quieres viajar pero no quieres dejar solo a tu mejor amigo? ¿Para qué salir de España? Puedes disfrutar de unas encantadoras vacaciones en compañía de tu perro en Madrid. Esta ciudad histórica, artística, cultural y vanguardista también es dog-friendly.

Cada vez son más las ciudades de todo el mundo que comienzan a adecuarse al turismo con mascotas. La vinculación con nuestros amigos de cuatro patas es cada vez más fuerte y parece que a las nuevas generaciones les cuesta más viajar por el mero hecho de tener que desprenderse de sus mascotas durante algunos días. En España, y en concreto en Madrid, son muchos los hoteles y establecimientos que se han adaptado a una demanda a gritos que reclama la población con perros. ¡Unas vacaciones por Madrid en compañía de tu perro son posibles!

Pasar las vacaciones con tu perro en Madrid es una realidad. Hace apenas un año, el Gobierno de Madrid anunciaba la medida que autorizaba el acceso de los perros al subsuelo urbano. Para montar en el metro, nuestro perro deberá ir identificado con un microchip y estar inscrito en el registro censal municipal. No obstante, podrá acceder un único perro por viajero, hacerlo con bozal y sujetos con una correa de longitud inferior a 50 centímetros. De igual modo, el vagón destinado para ellos será el último de cada tren. El acceso queda regulado en las “horas valle”, es decir, de lunes a viernes no podrán tomar el metro en horarios de gran masificación (de 7:30h a 9:30h, de 14h a 16h y de 18h a 20h). Los meses de verano, los fines de semana y los festivos quedarán libres de restricciones. En autobuses sólo pueden entrar los perros guía o pequeñas mascotas que viajen en sus respectivos trasportines. No obstante, podremos tomar el cercanías en horario: 9h-13:30h, de 16:30h a 18h y a partir de las 21h, siempre con bozal y sujetos con correa.

La gran oferta de ocio para pasar las vacaciones con tu perro en Madrid no es baladí, pues cada vez son más los negocios y establecimientos que se suman a la moda dog-friendly. Aunque para entrar en el Museo Reina Sofía, el Museo del Prado o el Palacio Real nuestro amigo deba quedarse en la puerta, sí que podremos fotografiarnos con nuestra mascota en lugares tan emblemáticos como la Puerta del Sol, la Puerta de Alcalá, la Cibeles, la Plaza Mayor o la Puerta de Toledo.

Vacaciones en Madrid en compañía de tu perro

Te vendrá bien saber que cada vez son más las tiendas (La Casa del Libro, Mango, Zara o H&M) que autorizan la entrada de nuestros amigos durante nuestras compras. De igual modo, diferentes negocios de restauración nos permiten disfrutar de una tapa o un vino mientras nuestro amigo nos acompaña, en lugar de quedarse pasando frío en la calle. Los bares “Fulanita de Tal”, “La Cocina de San Antón” o “La Taberna Encantada” son un claro ejemplo. Si queremos ponernos guapos, pero sin dejar a nuestro perro solo en el hotel o apartamento en el que nos hospedamos, podremos acudir a Estilistas Navarro, donde la entrada a animales está autorizada. Otro ejemplo es Estaribel, un taller de manualidades donde podrás pasar la tarde en un ambiente acogedor y en compañía de tu mascota.

Hay muchos lugares por los que pasear y disfrutar del aire puro en compañía de nuestro perro aprovechando nuestras vacaciones en Madrid. El Parque del Retiro es un clásico, pues cuenta con áreas caninas especializadas en su actividad y descanso. Más de 10 kilómetros conforman el Parque Madrid Río que además cuenta con terrazas donde descansar tras el ejercicio. El Parque Juan Carlos I, la Casa de Campo y el Parque de Berlín también son un ejemplo de zonas verdes dog-friendly. Los perros podrán estar sueltos en las zonas acotadas por el Ayuntamiento dentro del horario establecido (inviernos de 19h a 10h y en verano de 20h a 10h, salvo en zonas de recreo infantil y mayores donde está prohibido su acceso). Si buscas una oferta de ocio alternativa, prueba acudir al Cine de Verano del Parque Calero en compañía de tu perro.

Disfrutar de tus vacaciones en Madrid en compañía de tu perro es posible, aunque siempre deberás hacerlo de forma responsable, velando porque el comportamiento de tu amigo no perjudique la actividad y el descanso del resto de viandantes.

Cuéntanos qué podemos hacer por ti

5 + 13 =

Pin It on Pinterest

Share This